Los cuadros de paisajes para decorar, son los que están relacionados directamente con la naturaleza y el medio ambiente, es decir; con todo lo que nos rodea. Aunque estrictamente hablando hay otro tipo de paisajes no naturales que diseñado el ser humano, pero que igualmente son muy atractivos para muchas personas.

 

Entre los cuadros naturales existen  una diversidad de cuadros de  estos paisajes tan maravillosos, muy llamativos a la vista de las personas, sobre todo los más coloridos, y los que en vez de un dibujo parecen  ser realmente una fotografía, de lo perfectamente realizados o acabados que están por el artista.

 

A continuación te nombraré los tipos de  cuadros de paisajes para decorar, los cuales se guían algunos pintores para realizar este estupendo trabajo y así poder  de esta manera deleitarnos con tan hermosas obras realizadas por ellos mismos:

 

  •          Tipos De Cuadros De Paisajes:

 

- Cuadros Con Paisajes Naturales: Estos paisajes, son los que están regidos por todo lo que se encuentra a nuestro alrededor como árboles, flores, montañas, animales, bien sea  que se encuentre en movimiento o como pueden ser, de paisaje de objetos inanimados, como las estrellas, los atardeceres, el mar, entre otros. Evidentemente se trata de paisajes naturales. Con ecosistemas propios, donde conviven diferentes organismos entre sí. Los paisajes naturales se caracterizan por su belleza y admiración. A casi todos nos atraen este tipo de escenarios y que mejor manera de captarlos a través de los cuadros.

 

- Paisajes Culturales: Están compuestos por todo lo que ha sido fabricado por el ser humano. Los paisajes culturales están clasificados como: urbanos, rurales, arquitectónicos, e industriales.

 

  •          Los urbanos: Es donde existen,  edificios, carreteras, casas,  el mayor tránsito de  autos, entre otros. Son característicos de las grandes ciudades. En este tipo de paisaje existe un tipo de atractivo por la dinámica de las urbes. Las personas o peatones van de un lado a otro en un constante frenesí. Hay cuadros elaborados con la intensión de captar el movimiento que se produce con efectos luminosos de estas grandes urbes y capitales. 

 

  •          Los arquitectónicos: Son edificaciones igualmente creadas por el hombre, como monumentos, plazas con fuentes extraordinarias, puentes, rascacielos, entre otros. En su mayoría, se encuentran dentro de los urbanismos, y su atractivo es tal, que se han convertido en lugares emblemáticos y turísticos. Podemos citar las famosas pirámides de egipcias o mayas. El reloj Big Ben, de Londres, Inglaterra, la Torre de Piza o de Eiffel de Italia o de Francia respectivamente. La estatua de la Libertad de Nueva York, Estados Unidos. O la del Cristo Redentor de Río de Janeiro, Brasil. Todas consideradas maravillas modernas. 

 

  •          Los rurales: son, por lo general, poco poblados. Allí se mezcla lo natural con lo artificial.  Se trabaja en el campo en actividades como la agricultura, la ganadería y la pesca. Cuadros característicos de este tipo de paisajes son por ejemplo, los campesinos asiáticos cultivadores de arroz, esparcidos por esos grandes campos. Pueblos de arquitectura colonial enclavados junto con la naturaleza, como los pueblos de los Andes sur americanos o los pueblos indígenas de América del norte. También podemos mencionar a los grandes molinos de viento, que nos recuerdan la novela quijotesca española.

 

 

  •          Los industriales: son donde se encuentran ubicadas diferentes empresas industriales. Como las tecnológicas, las fabricantes de ropa, o procesadores de alimentos  entre otras.

 

- Cabe destacar que no todos los cuadros son trabajados con pintura. Algunos cuadros simplemente son fotografías tomadas en las grandes urbes, que buscan captar eventos, paisajes, las particularidades de las ciudades. Otros, evidentemente sí, son unas verdaderas reliquias trabajadas por artistas con diferentes técnicas de pintura bien sea al óleo, las acuarelas, o las pinturas acrílicas que se caracterizan por un secado rápido.

 

- Ahora bien, ¿cuál es la mejor decoración con cuadros que se adapta a tus espacios e intereses? La respuesta dependerá de varios factores.

 

- Como es natural cada espacio de nuestra casa tiene su perfil o concepto particular. Por ejemplo, para un cuadro en la cocina, quizás no estaría bien un paisaje como la ciudad de Nueva York, pues no nos transmitiría tranquilidad y paz, que se requiere en un ambiente como la cocina. Ideal quizás sería un paisaje natural, que refleje quizás frutas tropicales, o cocinas de paisajes coloniales. En cambio un cuadro para la sala o comedor, si puede estar reflejado un cuadro artístico de espacio urbanístico o arquitectónico. Puede inclusive reflejar algunas de las maravillas modernas del siglo XXI.

 

- Para las habitaciones de los más pequeños  o adolescentes podemos colocar cuadros con visión futurista de las ciudades. Paisajes de hábitat marinos o salvajes. Y de igual manera pueden bien sea estar decorados en pintura o fotografía digital en alta definición.

 

  •          Otras consideraciones al decorar con cuadros de paisajes

 

- También debes considerar las medidas o espacios tanto de los cuadros como de las paredes. Un cuadro grande no iría muy bien con una pared angosta. Los cuadros grandes van bien con paredes grandes y los cuadros pequeños, que pueden ser varios, con paredes pequeñas. Es muy común y apropiado colgar cuadros encima del sofá, siendo este un espacio ideal para colocar un cuadro grande. Por su puesto, la colocación debe ser proporcional a ambos lados, para lograr un equilibrio. También se pueden colocar varios cuadros medianos o pequeños, pero que deben guardar armonía en la distribución de los mismos.

 

- Los espacios grandes como la sala de estar, son ideales para colocar cuadros de paisajes que nos trasladen quizás en el tiempo y en el espacio. Que nos hagan reflexionar en la belleza de la naturaleza tal vez o en las atractivas urbes modernas.

 

- Por otra parte debes tener en cuenta la armonía entre los matices y colores, estos deben congeniar con las paredes del hogar. Nunca deben desentonar, por ser cuadros muy brillantes, con paredes o colores pasteles. Y de igual manera deben coincidir con el brillo y el calor que proporcionan los espacios por su poca luz o a la entrada de la luz natural.  

 

- En la cultura oriental se recomienda colocar cuadros en la cocina con paisajes vivos en colores como amarillos, rojos anaranjados, que evoquen paisajes naturales, donde haya frutas, vegetales o árboles. Mientras que en las salas de baño paisajes naturales marinos, celestes como el cielo que evoquen o transmitan relajación.

 

Decorar tu casa con cuadros de paisajes no tiene por qué ser una tarea difícil y agobiante para ti. Al contrario con estas y otras sugerencias estarás más orientada en la colocación de cuadros de paisajes en tu hogar. Y seguramente que deleitarán no solo a tu mirada sino a la mirada de los demás.