Decoracion

Ideas para crear un punto focal con cuadros decorativos.

Ideas para crear un punto focal con cuadros decorativos.

El punto de cruz es una técnica de bordado antigua que se basa en las punzadas de una aguja con hilo en forma de equis, esto se debe a la forma en cómo se introduce el agua, la cual va creando con el hilo la figura de equis. El punto de cruz es un tipo de bordado muy usado, pues es una técnica fácil aunque necesita de mucha atención pues si la aguja se introduce en el cuadro equivocado podríamos dañar la pieza.

El punto de cruz a lo largo de los años a marcado pauta, pues es su delicadeza lo que lo caracteriza como buen elemento para decorar. Existen miles de patrones que pueden ser utilizados, de cualquier tema existen patrones para el punto de cruz.

Además el bordado en punto de cruz es una actividad sencilla y relativamente económica, para ocio o para generar ingresos. En increíble la cantidad de gente en el mundo que se atreve a trabajar con punto de cruz y desarrollan habilidades para otro tipo de bordados.

Por eso y más no puedes dejar de leer este procedimiento para crear tus cuadros en punto de cruz.

Primero debemos escoger la tela para bordar, la cual viene en distintos colores, pero por lo general si hacemos un bordado colorido lo ideal sería que el fondo fuese blanco. La etamina es uno de las más comunes y adema uno de las más económicas que puede encontrarse en una variedad increíble de colores.

Existe la tela Aida, Panama, Lino, Lino-Seda, Luyana, Meran, Tula, Annabelle, entre otras. Cada una existe con un fin distinto, puede ser porque son más firmes, más regulares, tienen los orificios más grandes o más pequeños y eso hace del acabado en nuestro bordado distinto y especial.

Luego de tener la tela con su respectivo color, procedemos a elegir el hilo que por lo general es hilo de algodón mercerizado, el cual nos permite separar las hebras con más facilidad y tener un mejor manejo del mismo.

Después de esto, debemos escoger la aguja, para proteger nuestra tela es preferible que sea una aguja corta y fina para así no dañar la tela sobre la cual bordaremos. También es importante saber que según el tipo de tela, la aguja será punta roma (redondeada) o con las puntas habituales que son afiladas.

Al tener los tres elementos principales debemos buscar el patrón del bordado que queremos realizar, existen infinidades de revistas, suplementos, páginas web que tienen bordados hermosos.

Después de tener el patrón ponemos la tela en el tambor. El tambor en un elemento que prensa la tela para dejarla lisa y así poder realizar un bordado en punto de cruz de calidad.

Se borda de la siguiente forma:

Con hilo y aguja trazaremos de punto a punto por recuadro una línea diagonal con la cual nos devolvemos desde la parte de atrás para así completar la equis que necesitamos para nuestro bordado en punto de cruz.

Luego de haber realizado todo el diseño, procedemos a escoger un marco que nos guste y combine con el ámbito al que estará destinado, lo mandamos a enmarcar y listo.

Tenemos como resultado un hermoso cuadro casero, diseñado en punto de cruz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *