Decoracion

Pinta y decora tu cuarto utilizando plantillas caseras

Pinta y decora tu cuarto utilizando plantillas caseras

Para entender el Zen aplicado a la decoración es indispensable conocer previamente las bases del Zen como estilo de vida o disciplina espiritual. 

Las verdaderas raíces místicas y filosóficas del Zen se encuentran en la vida y enseñanzas de Buda, en el siglo VI a.C., e incluso más atrás, hasta las tradiciones espirituales del Hinduismo recogidas en Los Vedas. El Zen alcanza su expresión definitiva en Japón a mediados del siglo XIII, influyendo profundamente en la mentalidad y las costumbres de la cultura tradicional japonesa, donde todavía se sigue enseñando y practicando hoy en día en las diversas escuelas y monasterios Zen.

En las últimas décadas del siglo XX, el Zen llega a occidente influenciando con su filosofía y práctica en diversos ámbitos, entre ellos la arquitectura y la decoración.

La filosofía o base espiritual del Zen (indispensable para comprender su incidencia en la decoración occidental) se centra en la iluminación y búsqueda de armonía y paz interior a través de acciones simples y cotidianas (tal el legado de Buda), proporcionando en todo momento un sustento para la vida diaria.

 

Los colores ideales en este estilo son principalmente el blanco y toda la gama de colores neutros que van del ocre al beige. En cuanto a los materiales la madera natural es el preferido ,los muebles con líneas rectas y simples ,evitando las curvas y detalles recargados como el barroquismo .

 

La iluminación en los espacios debe ser indirecta para lograr un espacio suave y sensual ideales para la meditación y el descanso . Por último los objetos decorativos deben ser pocos ,pero bien elegidos, pueden ser jarrones de cristal , cuadros con marcos de madera oscura con motivos geométricos . A todo esto súmale el uso de aromas suaves para la atmósfera y podrás disfrutar de la paz y armonía que ofrece el Estilo Zen.

 

Cuadro zen relajación y tranquilidad, Los cuadros son una parte muy importante del hogar, decorar con cuadros que aporten valor, ya sean imaginativos, reflexivos o instructivos, estos harán que nuestro subconsciente se impregne de estas sensaciones positivas al mirlos, estar rodeados de buenas energías es muy aconsejable para estar relajado y feliz. 

Pueden contener todo tipo de formas que transmiten sensación de paz, como un riachuelo, la imagen de buda o un jardín zen. también hay que tener en cuenta que los cuadros deben tener colores tranquilizantes como se menciona anteriormente.

 

Para poder  tener un estado de quietud debes explorar : El Zazen es más que sentarse callado y puede llevar a un profundo descubrimiento de la conciencia oculta dentro de nosotros. Es lograr explorar la quietud que creamos o descubrimos dentro nuestro mientras estamos sentados. Tómate el tiempo para observarte y el mundo mientras meditas sentado y luego. Usa todos tus sentidos. Cuando reconoces pensamientos estando sentado meditando o durante tu día, no basta con darse cuenta que hay un pensamiento, debes saber que es lo que estás reconociendo.  Medita por 15 minutos la primera semana y ve subiendo 5 minutos cada semana hasta que alcances meditar de 45 minutos a una hora, si puedes. Si practicas zazen regularmente y gradualmente, tus sesiones de meditación serán muy relajantes y experimentarás una maravillosa calma. No trates de respirar de forma especial, respira de la forma que sea más natural para ti.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *