Decoracion

Sácale provecho a esos cuadros baratos

Sácale provecho a esos cuadros baratos

Normalmente, la mayoría de las personas piensan que pintar es algo sumamente complejo, y aún más si es al óleo; que para poder pintar se debe saber primero muchas cosas, que si aprender por si mismos es muy complicado o que los materiales para pintar son demasiado costosos.

 

Entre esas y muchas mas excusas hay, por las cuales, aunque nos llame mucho la atención la pintura al óleo, no nos atrevemos a dar ese primer paso y pintar nuestro primer cuadro. Es cierto que existen elementos para pintar, como tener conocimientos acerca de dibujo, la composición, la perspectiva y la teoría del color. Todos esos elementos son importantes al momento de pintar.

 

 Pero realmente, en la actualidad todos esos elementos  no son tan determinantes como lo eran en un comienzo, puesto que, hoy en día existe mucha información por Internet y muchos otros elementos como cámaras fotográficas, galerías  con infinitas cantidades de imágenes, impresoras, fotocopiadoras para ampliar imágenes, etc. Todo ese tipo de herramientas nos son útiles para comenzar a pintar un primer cuadro y mucho más. Además tenemos la libertad de pintar lo que queramos y como lo queramos, con el estilo que más nos guste, sin que nadie nos pueda criticar.

 

Lo realmente importante es que cada día practiquemos nuestro arte y aprendamos mucho más sobre las técnicas para poder pintar, aprender acerca del dibujo, de los colores y todo lo relacionado con la pintura. Ten presente que ninguno de nosotros nace aprendido y que la mejor forma de ser un gran artista es practicando nuestro arte todos los días.

 

En este artículo te enseñare algunas cosas básicas con las que puedes guiarte para pintar un cuadro bonito y expresivo con óleo. En el momento que domines lo básico de este maravilloso mundo de la pintura, comenzaras a pintar como un gran maestro del lienzo.

 

 

–          Para empezar debes elegir tus pinturas; es algo totalmente básico comprar las pinturas al óleo. En el mercado hay muchas marcas de pinturas al óleo, pero haz lo posible por no comprar materiales baratos, puesto que son de baja calidad y lo único que conseguirás es que el pintar te resulte complicado, tedioso y frustrante.

 

Los colores básicos que debes comprar deben estar compuestos por azul, amarillo, rojo, blanco y negro, ya que con estos colores puedes hacer cualquier tonalidad de la rueda de colores. Es importante que compres más pintura blanca que el resto de los colores, puesto que, te aseguro que la usaras mucho más que el resto.

 

–          Hay otros materiales esenciales aparte de las pinturas, que debes de conseguir; si quieres aprender a pintar en óleo de manera correcta, debes tener todos los materiales a tu disposición. El error de algunos novatos es no comprar todos los materiales por ahorrar dinero. Primero compra diferentes tipos de pinceles de material de buena calidad. Para empezar no necesitas muchos pinceles, pero de igual forma ten varios de cada tipo.

 

Además debes comprar una cuchilla para hacer las mezclas de pintura, varios lienzos, una paleta y una jarra o vaso para limpiar los pinceles. Ten en cuenta que la pintura en óleo es muy espesa cuando la sacamos directamente del tubo y es necesario que se  haga liquida para hacer las primeras capas de la pintura.

 

–          El lugar donde trabajaras tus pinturas es importante, puesto que, para  pintar cuadros al óleo, se requieren muchos materiales y necesitaras un lugar amplio y alejado del movimiento de las personas y que no entre luz directamente. Puedes colocar algunos trapos en el suelo para que la pintura no manche el suelo si llega a caer.

 

También debes asegurarte que en el lugar donde estés trabajando haya por lo menos una ventana abierta  o que este bien ventilado, puesto que la pintura al óleo emana vapores que te podrían caer un poco mal. Otro detalle de la pintura al óleo, es que resulta extremadamente difícil de limpiar, así que toma tus precauciones y utiliza ropa vieja y de manga larga para proteger tu piel en lo más posible.

 

–          Antes de comenzar a pintar en el lienzo, haz un boceto de tu dibujo, usando un lápiz duro. Puedes hacerlo en el lienzo o sobre un papel y luego lo transfieres al lienzo usando papel carbón. Debes tomar en cuenta al momento en que estés haciendo el dibujo, la composición y el uso del espacio negativo, es decir, cuando me refiero a la composición es a la colocación de los objetos sobre el lienzo. Y el espacio negativo es el espacio alrededor de un objeto. Tener en cuenta estos dos factores, harán de tu dibujo más resaltante y real.

 

–          Busca el movimiento en los objetos de tu pintura. Con esto me refiero a que si haz de pintar un objeto como por ejemplo un barco que esta navegando en un mar con aguas turbulentas; debes de prestar atención al movimiento del barco y de las olas en el mar así como el viento  y otros objetos que vayas agregarle, es importante para poder planear los movimientos que harás con el pincel.

 

 

–          Corrige los errores; normalmente tienes un aproximado de tres días para que la primera capa de la pintura al óleo se seque. Así que utiliza esos tres días para quitar los errores con un trapo húmedo o simplemente cambiarlos. No des por terminado tu cuadro sin antes observarlo para ver si necesita algún cambio.

 

–          No botes la pintura que te quedo sin usar; si en tu paleta sobra mucha pintura, simplemente guárdala para utilizarla luego en tu siguiente cuadro. Para que no se dañe puedes verterla en pequeños frascos o cubrir tu paleta con plástico transparente.

 

 

–          Asegúrate de limpiar bien los pinceles que utilices; la pintura en óleo tiene la particularidad de estropearte los pinceles si dejas que se sequen, así que si no quieres estar comprando pinceles cada vez que pintes un cuadro, límpialos inmediatamente después de usarlos. Para asegurarte de que estén bien limpios enjuágalos con agua bien fría y un poco de jabón. Al momento de secarlos ponlos boca arriba en un frasco y colócalo en un lugar abierto para que se puedan secar correctamente. Si los colocas en un lugar cerrado mientras se secan puede terminar dañándolos.

 

–          Debes esperar entre dos meses o más para que la pintura al óleo se seque completamente. Por eso tienes que poner tu cuadro en un lugar donde no pueda dañarse y dejar que se seque al aire libre todo el tiempo que sea necesario.

 

 

–          Por último añádele una capa de barniz a tu cuadro en el momento de que ya se haya secado completamente. El barniz ayudara a que tu cuadro conserve el color y a protegerlo contra factores externos como el agua.

 

 

Para terminar ten en cuenta que hay colores como el negro marfil, que tardan una eternidad en secarse, así que no lo utilices como base para tus pinturas. También tienes que tener cuidado con los diluyentes, ya que si tienes la piel sensible te pueden hacer reacción. Así que, limpia la zona de tu cuerpo afectada muchas veces con agua y jabón.

 

Y si te ocurre alguna reacción alergia, ve inmediatamente al médico para que te atienden y te del mejor consejo para trabajar con la pintura a pesar de tu alergia.  Dependiendo de la zona donde vivas, existen reglas donde las pinturas al óleo y sus envases están catalogados como peligrosos. Por tal motivo investiga las normativas para evitar problemas en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *