Estilos de Cuadros

Tendencias en cuadros étnicos

Tendencias en cuadros étnicos

¿Sabías  que bordar cuadros en punto de cruz aporta múltiples beneficios para salud? Pues aquí te mostraremos algunos de esos beneficios terapéuticos que seguramente te servirán a ti, a un familiar o a un amigo cercano.

Estos cuadros en punto de cruz los encontramos con las más diversas imágenes de flores, paisajes, animales  y hasta personas. Se pueden ubicar en la cocina, la sala o el comedor, e  incluso las habitaciones. A lo lejos parecen cuadros comunes y corrientes, pero a medida que se acerca a ellos, se impresiona con la laboriosidad con que fueron tejidos. Sin duda los cuadros en punto de cruz son dignos de admirar. Pero veamos que beneficios pueden aportarnos dichos cuadros.

 Las personas que se dedican a este tipo de labor gozan de nuestra admiración, porque con simplemente observar con detalles los acabados de sus bordados, uno se imagina el tiempo y dedicación que requirió diseñarlos.

Y es que trabajar este tipo de oficio puede ser muy beneficioso para la salud. Veamos a continuación algunos beneficios terapéuticos de bordar cuadros en punto de cruz.

  •          Permiten ampliar nuestro círculo de amistades, un beneficio para nuestra salud emocional y social

– Uno de los primeros beneficios que podemos mencionar es sin duda el hacer amistades. Por lo general cuando se desea aprender este oficio se busca la compañía de por lo menos una persona experimentada que nos pueda orientar y guiar.

– Algunas mujeres, y aunque no lo crea hombres también, se reúnen a determinadas jornadas del día para continuar su labor. Este es un momento propicio de intercambiar ideas sobre los diseños, estrategias o habilidades y experiencias adquiridas.

Pero no solo es una ocasión para hablar de los cuadros en sí, también se conversa sobre muchos otros temas de interés para las personas. Sin duda son momentos u ocasiones donde se comparten las alegrías y tristezas, mientras nos tomamos una tasita de té o café. Y es que al confiar simplemente en otra persona, resulta en una ocasión para ser más felices bien sea porque compartimos nuestras alegrías, ilusiones o nuestras tristezas y desventuras.

– Además, por el hecho de hacer nuevas amistades cambia nuestra perspectiva de ver las cosas. Realmente esto es uno de los principales beneficios o terapias ideales para nuestra salud. Pues nuestra naturaleza es ser sociables, y nos sentimos mejor con otros.

  •          Contribuyen a incrementar nuestra autoestima

– Otro beneficio terapéutico que implica elaborar cuadros en punta de cruz o equis, es ganarnos la admiración y elogios de otras personas. Al comunicarnos con sinceridad su aprecio por lo que hacemos y hasta su agradecimiento no podemos menos que sentirnos útiles.

– La capacidad de haber logrado algo por nosotros mismos y que ello resulte en mejorar incluso el estado de ánimo de otras personas, nos hace más felices. Pues sentimos que hemos contribuido con alguien no en vano. Esto lo evidenciamos inclusive cuando obsequiamos alguna de nuestras obras a algún familiar o amigo que aprecie o valore nuestro trabajo.

– Y que hay si le colocamos un precio monetario a nuestra labor. Otra satisfacción más, porque si nos encontramos desempleados será una excelente oportunidad para generar ingresos y colocarle un precio a trabajo tan esmerado. Y es que son tan números los patrones que las personas nos pueden encargar y los que podemos efectuar, que obviamente puede llegar a convertirse en un negocio. Pero cuidado no queremos que se abrume tanto que deje ser una terapia valiosísima a su favor.

– Diseñar los más diversos modelos desde los más sencillos a los más intrincados se convertirá en un principio en un desafío, pues quizás no hemos adquirido la experiencia suficiente en este tipo de bordados, sin embargo, una vez dominada y adquirida otras habilidades o técnicas que nos fueron un reto al principio, se convertirán en un sentido de logro y satisfacción que no tendrá precio para material nosotros. De allí que nuestra autoestima crezca. Ahora ¿a quiénes puede beneficiar este oficio tan apreciado?

– A personas de todas las edades y de todo nivel social sufren de tensión, o presión.

Las personas jóvenes, solteras y divorciadas parecen experimentar más tensión que las personas casadas de más edad, en fin a todo tipo de persona no importando su sexo o edad.

– Debemos aclarar que no solo puede beneficiar elaborar cuadros en punto de cruz a la persona que los fabrica o hace, también puede beneficiar a la persona que lo recibe como un regalo y que realmente sabe apreciar y admirar detenidamente los buenos trabajos.

  •          En qué afecciones puede ayudar

– La tensión prolongada puede resultar en úlceras estomacales, diabetes y, en algunos casos, tumores. Por supuesto, en la mayoría de los casos la tensión no resulta en tumores. Pero la tensión sí desempeña un papel importante en las enfermedades graves.

– Las enfermedades cardíacas, la depresión, y otras formas de enfermedades mentales y emocionales. Además de aquellas afecciones que pueden afectar nuestras manos o dedos para lo cual requerimos de terapia o de movimientos especiales como cuando se debe cocer con cuadros en punto de cruz.

– Las personas que padecen enfermedades terminales, también sean otras que deriven muchos beneficios para su salud si se dedican o se inician en esta labor.

– Y es que no pocos especialistas en la salud dejan de recomendar la terapia ocupacional como en ocasiones el mejor remedio casi olvidado que de verdad puede aliviar nuestras preocupaciones y tensiones. Esto les ayuda a mantener la mente activa en cualquier cosa menos en la propia enfermedad o los problemas.

– Y es que está demostrado que mantener un buen estado de ánimo cuando se padece de una enfermedad o el estrés y ansiedad del día a día, mejora nuestras perspectivas y nos ayuda en un buen porcentaje, con nuestros temores y preocupaciones. Y que mejor manera que ocuparnos en bordar en cuadros en punto de cruz. Al principio no es una habilidad sencilla, pero nada difícil de aprender.

– Y de allí que realmente sea una actividad que pueda brindarnos beneficios terapéuticos porque constituye un reto aprender a hacerlo, pero después se convierte en un logro que nos impresionará hasta a nosotros mismos. 

  •          Cómo se hacen los cuadros en punta de cruz

– Pero veamos brevemente cómo se logra tal arte y así derivemos los beneficios terapéuticos que conlleva.

– Para empezar es importante aclarar que cada mujer ha desarrollado una habilidad y experiencia tan particular que cada una es un modelo a seguir, pues tienen sus propias técnicas o maneras de efectuar las cosas. Sin embargo, lo esencial en este arte, es dejarse llevar por los patrones a seguir. Nos orientamos con una tela especial a cuadros, modelando la figura que queremos copiar o reproducir en nuestros cuadros. Nuestros hilos de colores simplemente seguirán la orientación o trayectoria que le demos.

– ¿Y qué facilitará el diseño de la imagen? Pues bien, el seccionarla en partes, adaptándola si es posible a patrones geométricos más pequeños, nos permitirá ir de los detalles a lo más complejo, que es la imagen en sí.

– Por cierto este no es la única manera de tejer en cuadros punto de cruz. Este es una manera muy sencilla de hacerlo. De hecho podemos conseguir muchas maneras que nuestras abuelas aprendieron a hacerlo.

– No existe una forma única de hacer cuadros en punto de cruz porque cada quien la adapta a su estilo y manera.

– Por otro lado con el avance de la tecnología son muchas las maneras o formas novedosas de tejer cuadros en punto de cruz. Y vaya que han logrado un avance impresionante como nunca antes.

  •          Un pasatiempo adaptado a nuestra época

– El tejer a punto de aguja nunca ha sido tan fácil como lo es ahora. Se pueden conseguir patrones con instrucciones para casi toda prenda de vestir conocida, pero también para colgarlos enmarcados en un cuadro, con diseños tan bonitos y elegantes como desee.

– Como resultado de las condiciones económicas el tejido en cuadros con punto de cruz ha recibido más énfasis como oficio, no simplemente como pasatiempo y terapia. Esto conlleva un sentido de logro económico que puede aliviar la tensión acumulada por las deudas por ejemplo. Al ser usted mismo quien propicie su economía con la labor de tejer al ritmo y tiempo que usted disponga o desee.

– Muchos que tejen a mano han abandonado el pasatiempo a favor de tejer a máquina. Sin embargo, el tejer a máquina nunca puede dar a uno la misma satisfacción física tranquilizadora, y le roba a uno el placer que proviene de hacer algo con sus propias manos.

– Sí, el tejer a punto de aguja es un pasatiempo práctico. Sin duda el placer que proviene de él es una razón por la cual ha durado tanto tiempo y se ha extendido tan ampliamente. Otra razón es que suministra una variedad de ropa.

El tejer a punto de aguja tiene un pasado singular, es un pasatiempo práctico para la actualidad y tiene un futuro prometedor. Así es que, ¿por qué no hace de él su pasatiempo también?  Y con mucha más razón si aporta un beneficio importante en su salud. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *