Estilos de Cuadros

Tendencias en cuadros pop art

Tendencias en cuadros pop art

Al hablar de decoración resulta bastante amplio el tema dado que el interés por ella y las múltiples maneras de decorar son casi infinitos. De hecho la creatividad no tiene límites al momento de decorar, pues cada mujer le da un toque especial y personal a su estilo decorativo. Y si empleamos nuestros saberes la forma de decorar es mucho más interesante.

Es por ello que te invitamos a que pruebes  con tu estilo personal y descubre cómo decorar tu casa con cuadros hechos en punto de cruz.

  •  Ventajas de decorar tu casa con tus propias creaciones

 

–   La decoración hecha en cuadros en punto de cruz puede resultar una experiencia muy novedosa pero a la vez causa mucha satisfacción, pues se trata de embellecer nuestra casa con obras o trabajos manuales hecho por nosotras mismas.  Es por ello que afirmamos que sentimos una satisfacción doble dado el trabajo que implica decorar con cuadros hechos en punto de cruz. Al emplear cuadros hechos por nosotras mismas nos sentimos orgullosas de nuestro trabajo y podemos darle nuestro toque personal que otra persona no puede imitar.

 

–  Otra ventaja de decorar tu casa con cuadros hechos en punto de cruz es que implica un ahorro considerable al no tener que hacer gastos extras por comprar cuadros en el mercado que pueden resultar muy costosos. Y son muy costosos dado las muchas personas que están involucradas en la comercialización del mismo. a diferencia si lo elaboras tú misma. Un cuadro hecho por ti, te ahorrará gastos extras y tan solo invertirás un poco en materiales básicos y en el tiempo que valdrá la pena en emplear, pues disfrutarás de tu creación.

 

–  Al decorar tu casa con cuadros hechos en punto de cruz sin duda algunaponen a prueba tu creatividad e imaginación, lo que es saludable para tu cerebro. Está demostrado científicamente que cuando hacemos cosas que involucren innovar y ser originales a nuestra mente por así decirlo le cuesta más desde el principio pero luego que lo hacemos un hábito nuestro cerebro se ejercita y aprende a construir y razonar de otras maneras.

 

  • Resurge una experiencia ancestral

–  La elaboración o trabajo en cuadros en punto de cruz no es nueva de hecho data de mucho más allá de nuestras abuelitas. En el pasado, la mayoría de la gente acostumbraba hacer obras de destreza manual de diferentes clases. Mucho de lo que se usaba o se llevaba puesto tenía que producirse a mano. Y en lo que respecta a cuadros era una manera diferente de decorar nuestro hogar sin emplear la pintura sino más bien el hilo y la tela.

 

–  ¿Por qué será, pues, que vemos semejante resurgimiento de interés en la artesanía? La monótona semejanza de los artículos producidos en masa hace que algunas personas estimen los objetos hechos a mano que exhiben la destreza del artesano. Por eso hay quien diga u opine que no hay nada como lo hecho a mano o con estilo personal. De hecho muchos de los cuadros que hay en la actualidad no son hechos del todo a mano son ayudados entera o en parte a través del diseño digital. Pero las labores hechas manualmente son mejores vistas frecuentemente. 

  

–  Otras miran atrás a ‘los viejos tiempos’ y tratan de captar de nuevo el espíritu de una época más tranquila, más estable. A muchas personas el emprender alguna labor de artesanía les suministra una actividad que les comunica gran satisfacción personal… algo que no se logra muy a menudo en una sociedad industrializada. ¿Se interesa usted en hacer objetos a mano? En tal caso, ¿de qué clase? Para decidir si un arte mecánica pudiera ser una actividad valiosa, usted tendrá que evaluar su propia situación. El factor del tiempo merece consideración.

 

–  Hacer bordados  cuadros en punta de cruz o de equis puede ser una experiencia gratificante. Con ellos se pueden realizar una infinidad de decoraciones y bordados, que simplemente te dejaran maravillada o maravillado, siempre hay algunos que otros caballeros que se arriesgan a este tipo de tareas que requieren habilidades y destrezas especiales, lo cual no le resta a su masculinidad.

 

–  Pues bien, con este tipo de cuadros,  podemos añadir decoración a nuestras casas dentro de las cocinas comedor o sala de estar  y por qué no, en el cuarto de los niños también. Pues dependiendo de la temática que queramos escoger: frutas, comics, flores, entre otros que le podrán servir para algunos de estos espacios interiores. Incluso puedes decorar así mismo manteles, vestidos, camisas, pañuelos y otras prendas de vestir.

  • Materiales que necesitarás

–  El hilo mouliné preferiblemente de la marca DMC

Están fabricados cien por ciento en algodón. No se deje engañar está compuesto por seis  hebras separables. Viene en una gran variedad de colores y matices que no hay excusas  para no realizar cualquier prenda que capte nuestra atención. Con este tipo de hilo se logra un acabado sedoso y brillante.

 

–  La tela preferiblemente Tela Aída también  100% Algodón.

 Esta tela es la recomendable para ti, ya que te estas iniciando en el arte de bordado en cruz. La  ventaja de esta tela la encontramos en su fabricación. Debido a que sus orificios te facilitarán la orientación en la costura en forma simétrica como se hace en los cuadros de cruz. La encontraras diferentes colores y versiones, ésta última  de acuerdo al tamaño de los orificios. Aida 10 (10 hilos por 2,5 cm), Aida 14 (14 hilos por 2,5 cm), Aida 16 (16 hilos por 2,5 cm), Aida 18 (18 hilos por 2,5 cm). Posteriormente podrás optar como otra más homogénea como la fabricada en lino.

 

–  La aguja

El tipo de aguja dependerá del tipo de tela que escojas. Por ejemplo si escoges, Aída 14, que  es la   que la que viene de 14 hilos por 2,5 cm, es recomendable una aguja número 24. Vienen con un ojal grande esto facilita el enhebrado. En la imagen se puede apreciar este tipo de agujas.

–  El gráfico

Este te servirá como patrón para ir desarrollando el acabado del cuadro.  

–  Los Aros

Otro método es el empleo de aros que harán que la tela quede extendida.

Para comenzar doblamos la tela a la mitad y luego nuevamente a la mitad, quedándonos formada una equis o cruz en el centro que es de donde partirá nuestra figura. Muy importante es el patrón de cuadros que casi con precisión matemática debemos estar al tanto. Si por ejemplo, cada cuadrante tiene en su interior cuadritos de 5×5, dos cuadrantes sumarian 10×10, tres cuadrantes 15×15 y así sucesivamente.

 

Hay quienes se orientan con un lapicero para facilitar la visual. De tal manera que podemos delimitar el espacio que abarca nuestra figura. Una vez delimitada nuestra imagen a copiar, delimitamos aún más las partes de la misma por secciones. Estas secciones comprenden un espacio determinado, que podemos contar cuantos cuadritos abarcan. En la tela que donde la coseremos contamos los cuadritos que abarca la sección con un color diferente en cada caso si es posible y cruzándolos en forma de cruz o equis. Fijándonos donde añadimos o quitamos cuadritos internos según el contorno de la imagen.

De acuerdo a la técnica, existen diferentes puntadas que según la dirección u orientación pueden ser horizontales, verticales, diagonales y hasta con líneas oblicuas.

En este ejemplo se ilustra un trazado diagonal

 

Y como se aprecia en esta otra la imagen la hemos seccionado en cuadrantes

Obviamente este no es una técnica que aprenderemos de la noche a la mañana. Pero requiere de constancia y práctica para desarrollar este arte.

  • Utiliza la decoración en cuadros en punto de cruz para la habitación de los niños

Tal cual hacemos cuadros de otros tipos para decorar la habitación de los niños de igual forma podemos emplear la decoración de cuadros en punta de cruz. Podemos ser muy ingeniosas y creativas al colocar diferentes modelos o cuadros que resultarán atractivos a los niños. De hecho los podemos hacer de sus comics favoritos o de animales o cualquier otra cosa que sea de su agrado. 

 En la imagen podemos apreciar como estos perritos de la película 101 Dálmatas, son los protagonistas de este bello cuadro.  Tal cual como si fueran hechos o realizados en pintura.

Observamos además que se pueden enmarcar de manera muy creativa que haga juego con los colores de la imagen en sí.

A nuestros hijos incluso les podemos enseñar estas técnicas manuales y realmente les será muy gratificante y divertido aprenderlas, porque no solo les servirá para desarrollar su imaginación y creatividad, sino también para que puedan hacer las cosas a su manera y de su agrado.

 

Lo invitamos a que pruebe por usted mismo, lo gratificante y satisfactorio que es ir aprendiendo cada vez más diseños tan complejos y laboriosos. Sin duda alguna no se arrepentirá de decorar la cocina, el cuarto de baño o la habitación de los niños con estas técnicas amenas y divertidas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *